© Pilar Alberdi. Escritora. Licenciada en Psicología (UOC). Cursando Grado en Filosofía (UNED)


sábado, 1 de diciembre de 2012

LAS FOTOS DEL INGLÉS




Imaginen un gran territorio en donde el ganado -vacas, ovejas y caballos- que se reprodujeron solos en los campos tras la primera llegada de los españoles; tomen en cuenta la Revolución Industrial que también llevó a Sudamérica el ferrocarril; la llegada masiva de inmigrantes europeos, pobres y analfabetos, acosados por el hambre; unos rifles automáticos capaces de disparar 6 tiros en 1 minuto, algo nunca visto antes; unos Tratados de Paz en vigencia, por los cuales se facilitaba a los grandes caciques para su pueblo, aquellos productos como mate, azúcar, incluso caballos, y también sueldos de capitán, por ejemplo; tómese en cuenta que muchos de estos caciques eran hijos de cautivas, algunos sabían más de una lengua y también leer; por último sepan que los socios de la Sociedad Ganadera de Buenos Aires financiaron esa guerra al mismo tiempo que aparecían los buques a vapor y entre ellos los buques frigoríficos que permitían transportar 40.000 reses en cada viaje hacia Europa.
El resultado: la llamada Conquista del Desierto, se tomaron 15.000 leguas de tierra, se redujo y masacró a los pueblos originarios, a los sobrevivientes se los obligó a trabajos forzados el resto de su vida, se separó a las madres de los hijos repartiéndolos a familias que no tenían niños o como esclavos para el servicios doméstico o las zafras de azúcar de los grandes terratenientes del norte, y la tierra se la repartieron los militares que participaron en este genocidio.
En Chile, al mismo tiempo, el gobierno ponía en marcha la llamada Pacificación de la Araucaria.
Ocurrió en el siglo XIX. Hoy, los descendientes de aquellos pueblos originarios (mapuches, guaraníes, pehuenches, tehuelches, onas...) continúan luchando por recobrar sus derechos. Y más al norte son otros grupos originarios, y así hasta llegar al norte del continente americano. Y, además, reclaman respeto a la tierra que es sagrada, y cada vez que lo hacen, y es bueno tener conciencia de esto, también lo hacen por nosotros.
Son ellos los que denuncian los intereses de las grande empresas hidroélectricas y de minerias a cielo abierto en el sur de Chile o de Argentina; son ellos los que nos cuentan cómo no se respetan los recursos pesqueros o se tala la selva amazónic; son los que relatan de qué modo les han afectado las guerras en centroamérica o la influencia de cultivos de droga en la selva o la acción de los militares y paramilitares en los lugares en conflicto.
Poco más queda por decir.
Les invito a visitar el blog de la novela en el siguiente enlace
Mil gracias a las personas que con su generosidad han hecho posible que este vídeo.

4 comentarios:

  1. Se ve llena de historia... llama mucho la atención...

    Besos mentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, coincide con lo que se está diciendo en las redes sociales. El booktrailer permite imaginar la historia.
      Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola, Pilar:

    Una historia que se repite a lo largo y ancho de toda latinoamérica y que desafortunadamente pocos se atreven a contar.. Felicitaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Rafael por tus palabras y tu apoyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión.